EL PREMIO A ENNIO MORRICONE ,EL MOMENTO MAS EMOTIVO DE LOS OSCARS

La impagable  Angels Barceló ,que demostró su ignorancia supina, dijo que Morricone estaba sentado con su familia variopinta. Cofundió a Quincy Jones , que iba vestido de raso azul ,a lo chino, como un miembro de la familia Morricone.
    Aún así fue el momento más emotivo de la ceremonia. Una ceremonia de las más flojas en la historia ,con una impresentable Ellen Degeneres,que seguro no repite más como "maestra de ceremonias".
    Quien se ha consagrado es el argentino Gustavo Santaolalla ,que volvió a ganar el oscar a la mejor banda sonora con "Babel" .No era la mejor banda sonora ,pero sí la más original.El año pasado ya había ganado con "Broken mountain".Gustavo acaba de lanzar un album en su natal argentina ,que es más ambicioso, titulado "Bajofondo".
    Pero lo increíble es el triunfo de Melissa Etheridge con la canción "I need wake up" ,que está en el documental de Al Gore sobre el cambio climático. Hollywood no ha estado jamás tan  politizado  y eso se lo debemos al increíble George Bush .La canción es un rock insípido de dudosa calidad.
    Menos mal que Morricone salvó la noche. Lo presentó Clint Eastwood ,el maravilloso pistolero de "El bueno,el feo y el malo". Morricone estaba muy emocionado y lloró. La sala estaba sumida a sus pies. Lo que no le gustó es la letra y la adaptación vocal de uno de sus mejores temas instrumentales de toda la vida, escrita para su gran amigop romano, Sergio Leone, "Erase una vez en el oeste".
    Celine Dion cantó mal el tema ,producido por Quincy Jones ,que era el "familiar" variopinto de Angels Barceló y que estaba sentado al lado de María, la mujer de toda la vida de Ennio.
    La calidad era tan mediocre  este año ,que basta señalar que "The Departed" de Scorsese es un simple "remake" de una película china hecha en Hong Kong. Así se escribe la historia en un Hollywood en horas muy bajas.