Siempre se dijo que Sam Smith estaba sobrevalorado. Ahora trata de levantarse de su poco afortunado segundo álbum, con este tema.