Una vez que descansan los Stones, Ronnie Wood cuida exquisitamente a sus gemelas.