EL JUEGO ENGAأƒâ€کOSO DE LILLY ALLEN

Me decía hace unos meses un buen amigo mío, metido entre las directrices artísticas de una compañía de discos que pasa por un momento caótico, que en realidad la crisis de ventas tiene mucho que ver, por ejemplo, con la baja calidad del pop inglés, que él consideraba que estaba bajo mínimos.
Dominado por factores x, American Idols, la televisión basura la estupidez de los tabloides.
Ahora, escuchando el segundo album de Lilly Alen, “It´s not me, it´s you” me daba cuenta la razón que tenía Phil. Si la Allen es una estrella, el listón no puede estar más bajo.
Canciones de tercera división, arreglos manidos, con un tufillo a la nueva Kylie Minogue o, algo peor, como las Sugarbabes o las Saturdays es todo lo que destila este album mediocre. y todo porque la nueva “pija” del pop inglés es droagadicta, gorda, escandalosa y aparece en la prensa amarilla o es capaz de insultar a Elton john. Toda una proeza.
Pues, bien, la canción más vendida esta semana en la decadente Inglaterra, es ‘The Fear' de . Así las cosas, hay que refugiarse  en los valores seguros o denunciar el gato por liebre