En el rock ‘n' roll, era un músico de cinco estrellas, porque era un mago como guitarrista, cantante, compositor, arreglista y productor.

Mejor conocido por los éxitos “Summertime Blues” y “C'mon Everybody”, la vida de Cochran se vio interrumpida en abril de 1960,  cuando murió sólo con 21 años en un accidente automovilístico mientras estaba de gira en Inglaterra.

En la primera biografía completa de Cochran, Mundy, un periodista, y Higham, un músico, logran sacarlo de la sombra de sus contemporáneos más conocidos para presentar una mirada equilibrada a uno de los pioneros del rock.

Cuando era niño, Cochran aprendió algunos acordes en la guitarra de su hermano. Pronto, él y la guitarra se hicieron inseparables. Después ,  su familia se mudó a Los Ángeles,  a principios de la década de los años cincuenta .

Fue cuando  entró en la próspera escena de la música country y se conectó con el futuro compositor de Nashville Hank Cochran , que tenían sólo el mismo apellido. Pero formaron  los  Cochran Brothers.

Eddie continuó perfeccionando sus habilidades como guitarrista de sesión, respaldando a los cantantes de country Wynn Stewart y Skeets McDonald, pero su interés se extendió a todos los géneros de la música.

Así que le definió su amigo el músico Chuck Foreman:

Fue uno de los deseos de Eddie poder sentarse y tocar con cualquiera de los  extraordinarios  de BB King, de Chet Atkins a Joe Maphis

Con el ascenso de Elvis Presley en 1956, los hermanos Cochran se separaron después de unos pocos singles fallidos, mientras Eddie perseguía una carrera en el rock ‘n' roll.

Se conectó con el compositor y manager  Jerry Capehart y se convirtieron en un equipo de compositores,promoviendo  demostraciones de canciones para la editorial de la American Music.

Cochran ganó una experiencia invaluable como productor y arreglista.  El avance del dúo llegó con “Summertime Blues” en junio de 1958. Sus guitarras acústicas y sus divertidas letras captaron la esencia de la frustración adolescente, y la canción se convirtió en un clásico. Un increíble clásico.

Los singles posteriores  de Cochran nunca llegaron a ser éxitos, , pero siguieron siendo de alta calidad. “C'mon Everybody” mostró a Cochran como el igual de Chuck Berry en la crónica de la vida adolescente, mientras que “Somethin ‘Else” se adelantó a su época con sus bajo y batería, que les volvía locos a Paul y John Lennon.

“Hallelujah, I Love Her So” fue un tributo al amor de Cochran por la música de Ray Charles.” Don' t Forget Me” , una canción que proviene de una inscripción que usó Cochran para dar autógrafos,  presenta un relato completo de la última gira de Cochran, capturando los altibajos de sus experiencias británicas.

Fuera del escenario con el co-jefe Gene Vincent, Cochran recurrió a la bebida para combatir la soledad y la nostalgia. Hasta que llegó el fatal accidente. El sábado 16 de abril de 1960, alrededor de las doce de la noche, , mientras estaba de gira en el Reino Unido, Cochran estuvo involucrado en un accidente de tráfico en un taxi que viajaba por Chippenham , Wiltshire , en la autopista A4 .

El acelerado taxi hizo estallar un neumático, el conductor perdió el control y el vehículo se estrelló contra un poste de luz en Rowden Hill, donde una placa ahora marca el lugar. Ningún otro coche estaba involucrado. Cochran, que estaba sentado en el centro del asiento trasero, se lanzó sobre su novia , la compositora Sharon Sheeley  para protegerla y fue expulsado del auto cuando la puerta se abrió por el impacto.

Fue llevado al Hospital de San Martín, en Bath , donde murió de heridas graves en la cabeza a las a las cuatro de la madrugada.  El cuerpo de Cochran fue trasladado a casa y sus restos fueron enterrados el 25 de abril de 1960 en Forest Lawn Memorial Park en Cypress, California

La música de Cochran influyó en los músicos desde Pete Townshend a Jimi Hendrix y Brian Setzer. “Don't Forget Me “es un buen paso para asegurar que sus contribuciones sean recordadas.