Adele posa con el vestido que utilizó para este último Halloween.