Es quizá la mejor canción de toda su carrera. Sube alto  en la lista  de Plasticos y Decibelios. Esta es su versión en el programa de Jimmy Kimmel.