Aunque enseña la pierna izquierda, disfrazado de escocés, Rod Stewart lleva una prótesis en la derecha. Dice que tiene problemas con ella, por jugar al fútbol con su hijo pequeño.