ataud de Michael jacksonLa hipocresía humana es pervertida, obscena. Sólo había que echar un vistazo a las televisiones nacionales, que recibían las imágenes gratis, por supuesto, si no ni hubieran tocado el tema. Era un programa barato.

Una de ellas, Antena 3 me llamó y cometí el error de aceptar la invitación. A los diez minutos estaba horrorizado. El programa era de baja estopa con mamarrachos del corazón diciendo tonterías y lo que era peor, barbaridades. Me escapé, salí corriendo, con un pretexto no aparecío en ese programa que me parecía , simplemente, una verguenza.

Pero es que lo que hace la sociedad mundial con es el mayor pecado de obscenidad, de asco, de hipocresía.  Sony, Pepsi , las mismas compañías que ahora recojen el dinero, desde hace años le habían cerrado las puertas.

[ad#tradedoubler-300×250]Como era todo, que ni siquiera Michael Jackson pudo vender ni uno de los discos que había grabado en los últimos años. Ninguna multinacional los aceptó. Ahora son temas que forman parte de la codicia y de la gran ddisneylandia  que se va a formar como parte del cadaver.

Luego, ves la ceremonia del Staple Center, con un reverendo, con Mariah Carey haciendo el paripé, con su ex-amigo Lionel Ritchie. Y lo peor, Berry Gordy Jr, el ex-dueño de la Tamla Motown, que le robó, que los explotaba, soltando un panegírico absurdo y embustero.

Da todo asco, de verdad. No voy a escribir más de Jackson para aprovecharme. Sólo hablaré ya de su música. Hacer como ha hecho un tabloide, apuntarse la exclusiva de que en el ataud no estaba el cerebro de Michael, porque todavía lo tiene el cornel que realiza la aupotopsia , me parece algo tremendo, tan ridículo como el programa de Antena 3 del que me escapé sin aparecer en pantalla.