ROGER WATERS NO ES PINK FLOYDEscribía un fanático de Roger Waters , que el ex-bajista de Pink Floyd, no engañaba a nadie, ya que en el “cartel” del anuncio de su actuación, ponía “Us and Them”. Como si eso llevara música.

Todos sabemos que es “Us and Them” es una enorme melodía de Richard Wright a la que Waters le puso una letra más o menos surrealista, repleta de tópicos.
Es un fraude el concierto de Roger Waters, porque no se puede anunciar sólo su nombre, cuando sólo contempla cuatro temas de toda su carrera en solitario, mientras se aprovecha del norme talento de David Gilmour, de Richard Wright– al que le despojó de todos los derechos- y del legado de Pink Floyd, para gloria y soberbia de un sujeto que llegó a demandar en los tribunales a sus tres compañeros “del alma” , porque se se “atrevieron” a utilizar el sagrado nombre de Pink Floyd, que era suyo , todo suyo, porque su ego había decidido finiquitar al grupo cuando hizo su tenebrosa y mediocre obra de “The Final Cut”.

ROGER WATERS NO ES PINK FLOYD
Por supuesto, el varapalo de los tribunales fue de ordago. Pagó hasta la camiseta por haberse atrevido a denunciar a sus compañeros.
Luego ha estado conciliador con , sobre todo, con el más débil, el batería Nick Mason, al que ha utitilizado como mediador para acercarse al talento musical superior de David Gilmour. Le ha valido de poco.

Luego, vendió su “idea” de “The Wall . Comprobó que pudo presentarse en el festival de Coachella él sólo, como Pink Floyd, al lado de Dylan, Paul Mc cartney , los Who, los Rolling Stones, y  pensó ipso-facto que era la hora de explotar la beta de Pink Floyd  en exclusiva y auto-arrogarse ser el dueño de la marca.

También estaba rabioso por el éxito de sus tres viejos compañeros con “The Endless River”, con el que no habían contado con él en absoluto .  Encima acusaba a Gilmour de echarse en manos de Phil Manzanera, para insultarle y decirle que eso era como música del ex-guitarrista de Roxy Music. Una acusación sumamente reprochable y asquerosa. Con un complejo absoluto, porque él era quien chupaba de Gilmour. Algo deplorable.

ROGER WATERS NO ES PINK FLOYD
Estamos hartos de que nos cuente mil veces la muerte de su pobre papa en la Segunda Guerra Mundial, el continuo ataque a los judios, con motivo de “The Wall” , el “muro de las lamentaciones” y la salvación de Palestina, que es un magnífico pueblo , pero que indudablemente no necesita de semejante embajador: Incluso les hace daño.

Como tiene a mano  al impresentable Donald Trump, oportunamente habla ” del “wall” muro mexicano. Todo le vale. . Se ha dedicado a insultar, a señalar como un nazi , a los que han ido a actuar a Israel, como si fuera el gran inquisidor.

Es lamentable que cuente todo esto, pero creo que es necesario. La mayoría del público – y eso es el “fraude”- no sabe  que él no es simplemente, Pink Floyd. Hay que recordar. Pink Floyd era cuatro. Uno ha muerto y los otros dos vivos se callan por no llorar.