Siempre complejos y vanguardistas, Flying Lotus vuelven con la fuerza del «fuego».