EL CONMOVEDOR TRIBUTO DE TOM WAITS A HAL WILLNER

Tom Waits Pens Moving Tribute to Hal Willner | Billboard

Tom Waits y su esposa Kathleen han rendido un conmovedor homenaje al productor Hal Willner, fallecido la semana pasada por coronavirus a los 64 años.

Fueron muchos los que le rindieron pleitesía al conocerse la noticia de su fallecimiento: Courtney Love, Flea o Cat Power, entre muchos otros, pero como en el caso de Elvis Costello con John Prine, el mejor homenaje se ha hecho esperar hasta que Waits ha abierto la boca. Los buenos compositores mandan.

Tom ha definido a Willner como "sabio e imprudente, cordero y oveja negra, y amante de los afligidos y de los bendecidos".

"Hal. Querido Hal Hermano. Tío. Padre. Hijo. Marido. Padrino. Amigo", comienza la publicación de Waits.

“Sabio e imprudente. Cordero y oveja negra. Amante de los afligidos y de los bendecidos. Más que un pariente y más que amable, más que amigo y más que diabólicos en su búsqueda desalentadora y devota de los perdidos y los enterrados. Que corramos mucho con nuestros abrigos y que cabalguemos ahora, y que los que nos siguen continúen cabalgando sobre ellos".

“Hal fue el recuerdo histórico irónico, conmovedor y misterioso. Se especializó en la puesta en escena de extraños compañeros de cama musicales como Betty Carter y The Replacements o The Residents respaldando a Conway Twitty. Oh, las semillas salvajes del empresario Hal. Se sintió igualmente atraído por el peligro de un fiasco y el poder mágico de la iluminación que poseían sus legendarias producciones".

Tom Waits Writes Moving Tribute to Hal Willner – Variety

Recordando algunas de las cosas extrañas y maravillosas que poseía Willner, la publicación de Waits continua:

"Hace muchos años compró el piano de Jimmy Durante y el reloj de pulsera de Bela Lugosi y un pañuelo de cabeza usado por Karen Carpenter. Algunos dicen que también era dueño de la pierna de madera de Sarah Bernhardt. Tenía una variedad de títeres de mano y cuerda, muñecos, bustos de Laurel y Hardy, silbatos de pato y muñecas aterradoras de Jerry Mahoney, y una colección de vinilos y libros raros. Estos fueron sus talismanes y sus vestimentas porque su corazón era un relicario".

"Si tomas una sección transversal del corazón de Hal... verías los anillos de un árbol viejo y sabio. Sobre todo, recordemos que a Hal le encantaba la música... y, por lo que parece, parece haberla amado a lo grande. Compartimos nuestro amor y simpatía, al igual que nuestros hijos, con su esposa Sheila y su hijo Arlo y la familia extendida de Hal y todos los muchos amigos y cómplices que lo amaron".

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.