EL COLAPSO DE LEONARD COHEN

FRANCIA MÚSICAPasado mañana es día 21, el fín del verano, el otoño, el día que cumple 75 años. ¿Quien empuja al poeta canadiense para que siga actuando a esa edad? ¿Quien aprueba ese sugerente asesinato o suicidio  indirecto?

Al principio, todos nos creímos que se trataba de una necesidad. Su manager Kelley Lynch le había limpiado 5 millones de dólares y le había dejado la cuenta poco más de cien mil dólares. Tenía que volver a ganar dinero. Pero no hasta la saciedad. Ya lleva más de dos años de gira.

Ignoro como puede pasar eso. Una vez  a Sting le hicieron lo mismo y le pregunté que como era posible que no se hubiera enterado y me contestó simplemente eso: «estas cosas pasan».

Pero, ¿por qué pasan? ¿Quien ha empujado ahora a Cohen al colapso? ¿Es el propio Leonard el que quiere morir en un escenario?.

[ad#adsense-250×250]Las preguntas, a veces, tienen varias respuestas. Se dice que Cohen está entusiasmado de recibir el aplauso tras tres horas de dejarse la vida en cada concierto. Otras voces cercanas a su management actual, Robert Kory señalan que su amor …

Bueno, está también la intervención y la ambición de su última compañera, la cantante hawaina,  Anjani Thomas, veinticinco años más joven, y que ha logrado el sueño de que Leonard le produzca su primer álbum para Sony, titulado ‘Blue alert’, que es una puñetera mierda, con perdón o, ¿quizá una premonición?.

En Madrid intentamos ver o saludar a Cohen,  en los camerinos. La respuesta que tuvimos: «Leonard no recibe ni a su familia». Y, luego, nos aseguraban que en cada concierto acaba exausto, al borde del colapso.

Pues, bien, ya ha sucedido. En Valencia, durante la cuarta canción de la noche, que es además es mi favorita, ‘Bird on the wire’, Leonard se derrumbó. Ingresado en un hospital valenciano, esta mañana le han dado el alta. Dicen que fue una intoxicación, algún alimento que le sentó mal, aunque el Luis Vives era un hervidero de calor sofocante.

El lunes, el día de sus 75 años, Leonard debería actuar en su querida Ciudad Condal. ¿Lo hara?. Alguien del público en Valencia captó el momento, impresionante, en que Leonard se desplomó.
[ad#tradedoubler-468×60]

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
5 Comentarios
  1. Dani dice

    Pues vya susto se llevarían. Por cierto menuda VOZ conserva este hombre.

  2. Iván Díez dice

    Yo he trabajado el pasado sábado en el concierto del Palacio de Deportes de Madrid, y puedo afirmar con total rotundidad que su camerino y zona de catering es un búnker. Nos prohibieron incluso que accediera por dicha zona personal de la Cruz Roja o limpieza. Se ve que está rodeado de una pandilla de cretinos. Los mismo que le chupan la sangre.

  3. AlbertoCarlet dice

    Tuve la suerte o mala suerte, de estar en Valencia el dia del concierto, y fué impresionante ver lo que pasó allí mismo…
    Ciertamente, me dió la impresion de lo que comentáis, que se ha rodeado de una panda de chupasangres… Tambien tengo que decir, que el sonido, las 3 canciones y medias que tocaron, muy bueno, y en directo la voz de Cohen gana incluso más que en disco, una lástima lo que pasó y una lástima que nadie le haga ver a Cohen lo que pasa a su alrededor..

  4. JML dice

    Alguien debería decirle a Cohen que ya basta. Algún interesado hay en que siga…

  5. Javier dice

    La realidad es que Leonard Cohen ha dado conciertos inolvidables. A mí siempre me ha gustado, pero sin llegar a estar en el pedestal en el que tengo a mis grandes favoritos; pero tras verlo el día 12 en Madrid, ha dado el salto que le faltaba para convertirse en un mito a mis ojos. Creo que estos conciertos merecían más atención en esta página, sin necesidad de que ocurriera lo de Valencia para que se hablara de ellos. Al enterarme del colapso que ha sufrido en Valencia he sentido escalofríos. Esperemos que no sea de alguna manera premonitorio que esté empezando sus conciertos con esa maravillosa Dance me to the end of love, y que Cohen quiera llegar bailando hasta el final. En todo caso, Leonard, como dijo Ray Davies, «Thank you for the days».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.