Tal día como hoy, hace 50 años, la versión de Hugo Montenegro del clásico de Morricone , se convertía en número uno en todo el mundo.