A finales de noviembre de 2016 el Día de Acción de Gracias la legendaria Aretha Franklin, se sentó al piano para interpretar el himno nacional “Star-Spangled Banner” antes de que diese comienzo el partido de fútbol que enfrentaba a los Detroit Lions y los Minnesota Vikings en el Ford Field de Detroit. Aretha ya la había cantado en otras muchas ocasiones, pero esta vez hizo una versión muy personal que generó mucha polémica – entre los impacientes y los duros de oído- por durar cuatro minutos y medio.