Imagen relacionada

Una transcripción de la audiencia de audiencia de libertad condicional de Mark Chapman, asesino de , revela que se siente “cada año más avergonzado” de haber disparado al ex beatle en 1980.

Al natural de Fort Worth, Texas, le fue negada la libertad condicional por décima vez en las instalaciones correccionales de Wende el pasado mes de agosto. Un recurso presentados por sus abogados fue rechazado anteriormente en 2016.

En la transcripción de la audiencia publicada por The Guardian, el convicto afirma.

“Hace treinta años no podía decir que me avergonzaba y ahora sé lo que es la vergüenza. Es cuando quieres taparte la cara, no quieres pedir nada”.

Imagen relacionada

Chapman explicó a los miembros de la Junta Estatal de Libertad Condicional que todavía piensa de que manera Lennon fue “increíble” el día que lo mató. Y que pasó por un “tira y afloja” interno sobre si seguir aquel día con sus intenciones de abatirlo a tiros.

“Había ido demasiado lejos. Recuerdo haber pensado: ‘Oye, ya tienes el álbum. Mira esto: él lo firmó, vete a casa”. Pero no había manera de que solo me fuera a casa”.

También afirmó que buscaba notoriedad y no sentía animosidad alguna por su víctima, a pesar de que dirigió su arma a los puntos más letales.

Resultado de imagen de john lennon last pic

La Junta Estatal de Libertad Condicional concluyó que liberar a Chapman no solo “tendería a mitigar la gravedad de su crimen”, sino que también pondría en peligro la seguridad pública y su propia seguridad porque alguien podría intentar hacerle daño por ira, venganza o, tristemente, también para intentar obtener notoriedad.

Chapman tendrá que esperar otros dos años para volver a solicitar otra vez la libertad condicional.