Un equipo de investigadores estadounidenses descubrió en París una grabación hecha hace  150 años de una canción popular.

La grabación, realizada por el francés Eduard-Leon Scott de Martinville, es anterior por casi dos décadas a la primera del estadounidense Thomas Alba Edison, considerado hasta ahora como el inventor del sonido grabado.

Se trata de la canción anónima “Au clair de la lune” (“A la luz de la luna”), del siglo XVIII, que comienza:

Au clair de la lune, mon ami Pierrot / A la luz de la luna, mi amigo Pierrot
Prête-moi ta plume, pour écrire un mot. / Préstame tu pluma, para escribir una palabra.
Ma chandelle est morte, je n'ai plus de feu. / Mi vela está apagada, ya no tengo fuego.
Ouvre-moi ta porte, pour l'amour de Dieu. / Ábreme tu puerta, por amor de Dios.

La melodía es prácticamente irreconocible en la grabación recién descubierta, pero no se debe olvidar que se grabó el 9 de abril de 1860, en un equipo que, curiosamente, estaba muy relacionado con la letra de la propia canción.

A Edouard-Leon Scott de Martinville se le ocurrió convertir las ondas sonoras en marcas sobre una hoja de papel, oscurecidas por el humo de una lámpara de aceite.El inventor llamó a su máquina “fonoautógrafo” y lo patentó en 1857.

La grabación, de diez segundos de duración, se hizo 17 años antes de que Thomas Alba Edison lograra reproducir sonidos de un coro de George Frideric Handel en su famoso fonógrafo.

Irónicamente, Scott de Martinville no tenía por objetivo que se escucharan sus grabaciones y, a diferencia del fonógrafo de Edison, su equipo sólo grababa, no reproducía.

Su propósito, según dijo, era “escribir palabras”, no escucharlas.Scott de Martinville consideraba que Edison cometió un error al diseñar un equipo que podía reproducir el sonido grabado.Posiblemente no tenía mucha fe en el futuro de ese tipo de inventos.

Un siglo y medio después, su grabación se puede bajar de internet en formato MP3 y reproducir en cualquier parte del mundo, en aparatos portátiles, a la luz de la luna o en pleno día.

ES INCREÍBLE .-