El extraño amor de Jake Bugg, en una excelente canción que parece el tema estrella de su tercer álbum.