Casi parecía maldito, un biopic que podía no prosperar. Nos referimos a “Bohemian Rhapsody” de Queen, que sigue adelante a pesar de todos los problemas que ha tenido para llegar a la gran pantalla, de las incontables salidas de gente del proyecto y las enconadas luchas internas para dirigirlo.

Este fin de semana se ha estrenado un trailer, tal y como informamos ayer en PYD, señal de que la película finalmente llegará a “buen puerto”. Entre comillas, porque con tanto ajetreo, tanta disipación y tanto cambio parece casi imposible lograr un resultado final satisfactorio.

Recapitulando, el documental inicialmente descarriló en 2013 cuando Sacha Baron Cohen abandonó el papel de Freddie Mercury después de que su enfoque para el proyecto fuera rechazado por el guitarrista de Queen, Brian May.

Más tarde, Cohen le dijo a Howard Stern que May era “un músico increíble, pero no un gran productor de películas”, a lo que el guitarrista contestó acusando a Cohen de “falsedades” y llamándolo “asno”.

Resultado de imagen de freddie mercury sacha baron

Parece ser que el punto de fricción entre ambos se debió al enfoque de la trama, May quería una en la que Mercury muriese a la mitad y el resto de la película estuviese centrada en la capacidad de recuperación posterior de la banda.

Todo esto sucedió antes de la lucha de directores de Hollywood por hacerse con el mando de la película. El primero  al timón fue Tom Hooper (“Les Miserables”) para dejarlo poco después de Cohen y ser reemplazado por Dexter Fletcher (“Eddie The Eagle”).

Pero las diferencias creativas siguieron, y no pasó mucho tiempo antes de que Fletcher también lo dejara.

Su lugar fue ocupado por Bryan Singer, y parecía que el proyecto finalmente estaba en camino a fructificar con Rami Malek a bordo tras un intento de que fuera Ben Whishaw quién encarnara a Mercury.

Resultado de imagen de bohemian rhapsody pelicula

Las cámaras comenzaron a rodar el año pasado, y no pasó mucho tiempo antes de que viéramos las primeras fotos de Rami Malek como Mercury.

Pero todavía Singer había de ser despedido en diciembre de 2017, sustituido de nuevo por Dexter Fletcher quién parece que será quién finalmente reciba la consideración de director de la película.

En fin, una película de factura rocambolesca, como de culebrón, que todavía está por ver si hace justicia tanto a Queen, como, sobre todo, al desaparecido e irreemplazable cantante del grupo. Sinceramente, nos parece casi imposible.