Recuerdos de juventud, Ed Sheeran se envuelve en la nostalgia para el tema que arrasa en todo el mundo y que marca la saldia de su tercer disco.