Eagles Of Death Metal han querido tener un bonito gesto con los supervivientes de su concierto en Bataclan del pasado 13 de noviembre y han comunicado que les regalarán entradas para el concierto que van a dar en la mítica sala Olympia el 16 de febrero.

En realidad Jesse Hughes y Josh Homme querían regresar a Bataclan, tocar allí, posiblemente para eliminar los fantasmas de tan pésimo trago, pero por el momento Le Bataclan no ha vuelto a abrir sus puertas desde el atentado terrorista.

El apoyo del público lo tienen, ahora más incondicional que nunca: las entradas se agotaron en media hora. Los aficionados al rock quieren estar allí apoyando al grupo y rindiendo a las víctimas un homenaje por todo lo alto.

“El pueblo de París siempre ha sido increíble con  nosotros, y nuestro sentimiento de amor hacia esta hermosa ciudad y su gente ha sido reforzado más de un millón de veces durante este mes pasado. Escuchar las historias de los supervivientes, los heridos y todos aquellos que han perdido seres queridos ha sido abrumador. No volver a terminar nuestro concierto no fue nunca una opción. Esperamos poder volver en febrero y continuar nuestro trabajo para llevar el rock ‘n' roll al mundo entero”.

En una entrevista posterior a la tragedia, el grupo declaró que planeaba un tributo a los fans que perdieron la vida en la sala parisina:

“Nuestros amigos fueron a ver rock and roll y murieron. Quiero volver allí y tocar. No puedo esperar para volver a Paris y tocar”, dijo un desolado Hughes.