COMO DYLAN PASO DEL PREMIO  PRINCIPE DE ASTURIAS HACE DIEZ AÑOSHay algo que nos gusta mucho de . Es su anti-sistema .Su sentido iconoclasta de la vida, su pasión por llevar la contraria a lo que es políticamente correcto. Ha dado muchos ejemplos de ello.

Desde que los seguidores del folk se rompieron las vestiduras cuando se pasó al folk electrico hasta cuando se hizo católico, tras haber porfesado la religión judía. Hasta reirse de los racistas y reivindicar la belleza de las mujeres negras o,ahora, llevar la contraria al “calentamiento global” del vicepresidente  Gore ,al que llama un “mea pilas”.
Su atrevimiento es tan letal que hizo  un anuncio por la módica cantidad de cinco millones de dólares ,subido al famoso Cadillac Escalade, el coche que más gasta y contamina en los Estados Unidos.

COMO DYLAN PASO DEL PREMIO  PRINCIPE DE ASTURIAS HACE DIEZ AÑOS
Hace tiempo ,en la revista Rolling Stone, le preguntaron que le parecía lo del calentamiento global y respondió con una de las suyas, cargado de ironía:

“Pues, aquí,donde estamos hace mucho frío”. No hay comentarios.
Tal como presumíamos también ha pasado de principes y princesas. No estará para recoger su Principe de Asturias . Se ha excusado con una nota que no ha escrito ni él mismo.

Aquel sábado que tenía que recoger el premio estaba en Chicago ,con la primera de sus tres últimas actuaciones en sugira. Las puso a conciencia, sabiendo que en esos día recibía el premio.

Esto es lo que escribió por no venir a Oviedo, se supone:

“Permítanme agradecer al Rey, al príncipe Felipe y a los españoles el haberme concedido el Premio Príncipe de Asturias. Soy consciente del enorme prestigio que este premio proporciona, así como también de la larga lista de ilustres galardonados. Es realmente un gran honor. Lamentablemente, no puedo estar ahí para recibir el premio en persona, pero espero regresar pronto a España para manifestar mi gratitud por este galardón”.

Por esa espantada, el jurado Principe de Asturias siempre pregunta a los presuntos premiados si  vienon  a recibirlo personalmente. Se lo ofrecieron a Paul Mc Cartney este dijo que no podía recogerlo. Así que no se lo dieron. Fue el año de Leonard Cohen, que fue el suplente.

Dylan fue doctor honoris causa para una universidad británica ,pero tontear con Principes y con Al Gore ya era mucho para él.