DYLAN LLAMA "HIJOS DE PUTA DEL DEMONIO" A SUS CRITICOS

, como casi siempre, sólo habla con la revista Rolling Stone. esta es la portada del último numero.

Bob Dylan sólo se fía de su viejo amigo Jann Wenner, el creador de Rolling Stones y ha sido a la cada día más obsoleta y desprestigiada revista, donde Bob Dylan ha sacado toda su maldad, todo su resentimiento y todo su rencor de un plagiador que no le gusta que se lo recuerden.

Últimamente, a Dylan le habían acusado de plagiar a escritores como el japonés Saga, a Henry Timrod y, musicalmente, adaptar muchas melodías del folk y el jazz tradicional americano.

De Henry Timrod asegura que nadie lo conoce y que si lo conocieran sabrían que es muy difícil copiarle. Dylan parece que tiene complejo de persecución y asegura que el peor nombre para llamar a una persona es el nombre de Judas y que siempre se lo han querido colocar de alguna manera.

“Todos esos hijos del puta del demonio pueden irse al infierno!”.

Vamos, que a los 71 años despotrica como un angustiado. Y menos mal que la mayoría de las críticas a “Tempest”, su nuevo álbum, han sido positivas.