2016_davidbowie_lazarus_press_120916-article_x4

Dimos ayer la noticia en PYD con evidentes reservas, muchos medios informaban que parte de las cenizas de habían sido esparcidas en la última edición de la reunión anual Burning Man en el desierto de Black Rock, Nevada.

Ha tenido que ser el propio hijo de Bowie, el cineasta , quién confirme que no es así en absoluto.

La historia partió de la publicación de entretenimiento E! que reveló el domingo que el ahijado de Bowie obtuvo permiso de Imán, viuda del cantante, para tomar parte de sus cenizas y esparcirlas en la reunión anual de una semana de duración.

burning_man-large_transenh0amqpuv8z5e8_lklob_z9qwxd1j7gjt_jal0yuau

Esa información ha sido desmentida por los herederos de Bowie, a través de un portavoz que ha confirmado a The Independent que no hay verdad en la historia, con Jones reafirmándolo en un par de tweets. El primero:

“¿La cosa de Burning Man? Lo que la gente hace y dice para llamar la atención nunca deja de sorprenderme. No es cierto. Es una especie de reclamo en bruto. *Suspiro*”.

descarga

Y un segundo, humorístico, en el que hace referencia a Skegness, la residencia de vacaciones creada por Sir William Butlins en 1936 en un pueblo costero tradicional junto a Lincolnshire, junto a la foto de más arriba:

“… Todos sabemos que si papá hubiera querido que sus cenizas fueran esparcidas delante de extraños, sería en los Butlins Skegness ;)”.