Michael Douglas, muy recuperado de su lucha contra el cancer, con su esposa Catherine Zeta Jones no se perdieron el gran concierto del Boss en el Teatro de Apolo de Harlem.