mierda

El Parlamento ruso ha aprobado hoy por unanimidad una amnistía para los condenados e imputados por gamberrismo, amnistía que beneficia tanto a las encarceladas, como a los activistas de Greenpeace.

Además los diputados han decidido ampliar la amnistía, concedida con motivo del vigésimo aniversario de la nueva Constitución de Rusia, a los condenados y acusados de participar en desórdenes públicos. Por tanto no beneficiará a Serguei Udaltsov, líder del Frente de Izquierdas que está bajo arresto domiciliario, porque no contempla a los acusados por “organizar desordenes públicos”.

Sin embargo la aministía si beneficia a los “sectores sociales más desprotegidos”, es decir, a los menores de edad, jubilados, mujeres embarazadas, personas discapacitadas, madres con hijos menores de 18 años, militares y ex policías “que hayan tomado parte en la defensa de la patria”.

Se calcula que bajo estos supuestos podrían ser puestas en libertad hasta 25.000 personas.

La amnistía entrará en vigor una vez esté publicada oficialmente, lo más probable esta semana. Por tanto Nadezhda Tolokónnikova y María Aliójina, que ya tenían casi cumplida su pena de dos años por “gamberrismo motivado por odio religioso”, podrían ser puestas en libertad en breve.