Dos de los hijos de Johnny Hallyday están disputando su herencia después de descubrir que el rockero lo dejó todo a su cuarta esposa, Laeticia Hallyday.

La estrella de rock francés falleció a los 74 años de cáncer de pulmón el 6 de diciembre de 2017.

Le han sobrevivido su esposa de 21 años, con la que tuvo dos hijas adoptivas vietnamitas y sus otros dos hijos, Laura Smet, de 34 años, y su medio hermano David Hallyday, de 51 años, que se han asociado y van a impugnar el testamento.

Resultado de imagen de Laura Smet, Johnny Hallyday and Laeticia Hallyday

Smet, actriz de profesión, ha dicho que le ha causado “estupor y dolor” saber que su padre no le había dejado nada.

“Hubiera preferido que todo esto hubiera quedado en familia. Desafortunadamente nuestra familia no es así”.

Su abogado dijo que Laura se ha quedado sin un “recuerdo, una de sus guitarras o motos, ni siquiera la portada de la canción [dedicada a ella] ‘Laura'.”

Resultado de imagen de Laura Smet, Johnny Hallyday and Laeticia Hallyday

En principio la fortuna y derechos de la música de Johnny – con 110 millones de discos vendidos- irán a parar a Laeticia y sus dos hijas, Jade y Joy.

Tal y como ha informado la BBC, en caso de morir Laeticia la herencia pasaría solamente a las niñas adoptadas de Hallyday, no a David ni a Laura.