See the source image

Esta es la interesantísima entrevista que Best Classic Bands le ha hecho a Donovan sobre su clásico «Sunshine Superman», el primer Nº 1 del escocés y una de las primeras canciones psicodélicas de la historia.

Best Classics Bands: ¿Cómo se siente al recordar los 50 años de creación de música?

Donovan: Sí, ¡he estado en todas partes, tío! Mi 50 aniversario se fue expandiendo y ahora es el 50 aniversario de «Sunshine Superman». La gente a veces me pregunta por qué mi música es tan contagiosa, y lo primero es que no importa si se hizo esa semana o la anterior. La música de Donovan es contagiosa. Ciertas canciones que yo y mi generación hicimos tienen una longevidad extraordinaria. Creo que hay algunas canciones en los últimos 50 años que tienen el mismo poder para recordarnos lo maravillosas que son, pero hay algo sobre el sonido de Donovan. Parece atraer a cada nueva generación de compositores y bandas. Me escriben y me dicen lo maravilloso que es que les aliente a experimentar y romper las reglas y que podemos escribir sobre lo que queramos, especialmente sobre nuestros sentimientos.

¿De qué trata “Sunshine Superman”?

Es sobre mi Sunshine Supergirl, Linda [Lawrence, su esposa]. Sigo con Linda después de 50 años. Pero también se trata de un nuevo nivel de conciencia. No es una canción de amor; Se está abriendo una forma completamente nueva de ver todo. De eso iba la década de los 60. Y todavía significa lo mismo. Te contaré una historia. Nosotros dos estábamos en el coche, y la radio estaba encendida muy tranquilamente y ¿sabes cómo la música influye en la gente? Le dije: «Oye, escucha eso. Es otra banda influenciada por lo que hicimos». Y ella dijo:» No seas estúpido, Don. ¡Ese eres tú!». Era «Sunshine Superman», y lo escuchaba a un nivel tan bajo que todo lo que podía escuchar era la esencia de la canción y todo lo que podía pensar era que ahí había alguien que había elevado la esencia de «Superman” y habían gecho un maravilloso nuevo disco.

Ese disco fue producido, como muchas de tus mejores canciones, por Mickie Most, y tuviste a Jimmy Page y John Paul Jones en la sesión. ¿Qué recuerdas de ese día?

Lo primero que sucedió fue que Mickie dijo: «¿Qué tienes?» La primera vez que nos conocimos nos sentamos con mi guitarra acústica. Así era para todos, los Beatles, los Who, los Kinks, los Stones, los Hollies. Nos sentábamos con guitarras acústicas, no eléctricas, ni baterías. Eso es para el estudio y los conciertos, pero cuando las canciones se escriben básicamente se escriben con guitarra acústica.

Le pregunté a Jimmy Page acerca de eso y dijo: «Sí, todo el material de Zeppelin estaba escrito en guitarras acústicas». Estaba buscando un productor como Mickie. Necesitaba un productor. Estaba escuchando sonidos. Estaba estudiando los discos de Buddy Holly y los Everly Brothers. Sé que no solo son canciones, es producción y hacer sonidos en el estudio y hacer experimentos en el estudio. Así que le toqué dos o tres canciones y cuando escuchó «Sunshine Superman», dijo: «Eso es todo». Yo dije: «¿Qué quieres decir?» Él dijo: «Ese es el single». Era el maestro de los singles y yo había estado escuchando singles. Las canciones en esos días duraban dos minutos y 34 segundos. No había para más. Los DJs, nuestros mejores amigos, pondrían las canciones una tras otra. Entonces, cuando él dijo: «¿Qué oyes en él?» Le dije: «Escucho dos bajos, un bajo de jazz y un bajo eléctrico. Pero también escucho un clavicordio y congas latinoamericanas”. Dijo: “Necesitas un arreglista. No puedo poner esto junto. Déjame presentarte a alguien».

See the source image

¿Entendiste por qué él estaba sugiriendo eso?

Mira, soy solista y en los años 60 había bandas de hombres que crecieron juntos en la escuela y formaron una banda, o alguien como Brian Jones que buscaba a los chicos para tocar en su banda, a la que llamó Rolling Stones. Pero yo era uno solo, así que tenía que tocar con otros y esos eran los chicos de sesión. Así que para «Sunshine Superman» conocí a John Cameron, que era un arreglista. Así que ahora tenía a alguien a quien contarle mis ideas. Entonces toqué la guitarra y Jimmy Page dijo: «De la forma en que tocas la guitarra, todo está ahí: la parte de bajo, las partes de ritmo, el centro, y en realidad estás escogiendo la melodía en la parte superior. También estás tocando el patrón de la batería». Eso fue interesante porque yo tocaba la batería antes de tocar la guitarra. Quería ser baterista de jazz. No tenía una banda de jazz, solo un kit de batería. Mi padre estaba poniendo discos de Gene Krupa y Art Blakey del sello Blue Note. Él venía de los años 30 y 40 de las Big Bands de jazz.

Tu canción «The Trip», la cara B de «Sunshine Superman», fue muy llamativa.

Sí, John Cameron dijo: «Bien, veo lo que estás haciendo. Realmente quieres ilustrar tus letras con sonidos». Mickie Most era muy inteligente. Él dijo: «Mantengamos todos los sonidos acústicos en su mayor parte, a menos que Don quiera uno eléctrico». Yo dije: «Tiene que tener una guitarra eléctrica y un clave». Estaba escuchando música barroca. Pensé, vamos a hacer algo de barroco y tirar adelante. Estaba rompiendo las reglas. Cuando llegamos al estudio la hicimos en directo. En aquellos días no había tracking múltiple, solo cuatro pistas. Todo el mundo tenía que estar listo. Las bandas de cuatro miembros y las de cinco estaban listas porque llevaban semanas haciéndolas antes de las sesiones. Todo fue en vivo en el estudio. Así que cuando llegamos al estudio, dije: «¿Quién va a tocar la parte de guitarra de jazz?» John Cameron dijo: «Él», y señaló a un joven que era Jimmy Page.

See the source image

Page tocaba el bajo en los Yardbirds en esa época, pero también seguía haciendo sesiones activamente.

Correcto, Jimmy estaba haciendo sesiones pero yo todavía no sabía de él. Yo sabía cosas de Eric Clapton. Todavía estamos hablando de finales del año 65. Sabíamos que estábamos haciendo algo extraordinariamente diferente y luego la gente diría que «Sunshine Superman» fue el iniciador no solo de la era psicodélica sino que sentó las bases para muchas bandas, especialmente los Beatles, para hacer exactamente lo que quisieran, sin escrúpulos al respecto.

¿Te sorprendió cuando «Sunshine Superman» llegó al nº 1?

Estábamos más interesados ​​en que entrara en el Top 20. Fue maravilloso ser nº 1. Los Beatles y Elvis tuvieron numerosos números uno, pero eso no era lo principal. Lo principal era hacer la música y transmitirla a los fans. La otra cosa principal eran los DJs. Los DJs son realmente interesantes porque la mayoría de ellos en América iban con traje; nosotros también teníamos ese tipo de DJs en Gran Bretaña, pero la BBC no ponía música pop en el 64, 65 o 66. Las emisoras de radio no nos pondrían. Pero los fans vinieron a vernos en directo y se volvieron locos. Había una estación llamada Radio Luxemburgo y me pregunté de donde venía y lo descubrí.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses y los británicos tomaron Alemania y controlaron las emisoras de radio. Tienes que controlar las estaciones de radio si quieres controlar a la gente. Así que los estadounidenses estaban en el sur en Frankfurt y los británicos estaban en el norte en Hamburgo y Bremen. Cuando hicimos una gira allí, si querías que tu música fuera reproducida, tenías que tocarla en directo en el estudio porque no iban a poner tus discos. Nadie ponía discos en la radio. ¿Puedes creérlo? La gente los compraba en las tiendas y había una lista que hacía un seguimiento de los discos que se vendían, no la cantidad de reproducciones en la radio.