¿DONDE ESTÁN LOS ROYALTIES DE «CUT» DE LAS SLITS?

3c7435d0

Eran el grupo punk favorito de John «Rotten» Lydon, ni Clash, ni Buzzcocks, ni Jam, le encantaba el pequeño barullo del grupo 100% femenino The Slits (Las Rajas), de sonido revoltoso e imprevisible.

Y ahora Viv Albertine, guitarrista de Slits, ha hecho un llamamiento al sello Rough Trade en busca de ayuda financiera. ¿Dónde están los royalties de «Cut», el disco de culto de Slits? La respuesta es: en los bolsillos de Island Records.

«Estimada @RoughTrade – los podridos @islandrecords todavía no han pagado a #theslits royalties por #cut después de casi 40 años. ¿Podéis ayudarnos?».

Un álbum mucho más importante ahora que el día de su edición en septiembre de 1979, que ha sido reeditado en varias ocasiones y por el que las Slits no han visto un duro en casi 40 años.

slits3

The Slits se formó en 1976. Originalmente lo componían Viv Albertine, Tessa Pollitt, Ariane Forster (aka Ari Up, fallecida en 2010 a causa de un cáncer) y la española Paloma Romero (aka Palmolive), batería del grupo, que compuso algunas de las canciones del álbum pero que no tocó en el – lo hizo Budgie de Siouxsie and The Banshees– porque no quiso posar desnuda en la foto de portada de «Cut» y entro en The Raincoats.

«Cut», el primer long play que grabaron fue reeditado en 1990 y en 2000. Albertine dice que ahora ha vuelto a salir en vinilo de color púrpura.

Palmolive2-460x338

Las Slits pusieron en marcha el año pasado una página en Kickstarter para financiar un nuevo documental sobre la banda.

En «Here to be Heard: The Story of The Slits» pude verse material inédito de los años 70 y 80, y contribuciones de grupos asociados y amigos, incluyendo a Sex Pistols, Culture Club y PIL.

Ahora sólo faltaría que Island «aflojase la mosca». Está muy feo no pagar derechos a un creador durante casi 40 años.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.