DOLORES O´RIORDAN:  MURIO AHOGADA EN LA BAÑERA  POR ESTAR EBRIADolores O’Riordan murió ahogada en la bañera ,  por intoxicación con alcohol, según acaba una investigación en la Corte Forense de Westminster.

La cantante murió repentinamente el 15 de enero a la edad de 46 años . Fue encontrada sumergida en el baño de su habitación en el hotel Park Lane Hilton de Londres.

El forense concluye:

“O’Riordan murió como resultado de un “accidente trágico.No tenía lesiones o evidencia de daño a sí misma, y ​​había bebido una cantidad excesiva de alcohol”.

DOLORES O´RIORDAN:  MURIO AHOGADA EN LA BAÑERA  POR ESTAR EBRIA
La camarera del hotel,  Natalie Smart, que asistió a la escena, dijo en la investigación:

“Vi a la señora O’Riordan sumergida en el baño con la boca y la nariz completamente debajo del agua”.

La investigación escuchó que había varias botellas vacías en la habitación, cinco botellas en miniatura y una botella de champaña, así como contenedores de medicamentos recetados con una cantidad de tabletas en cada contenedor.

Las pruebas toxicológicas mostraron solo cantidades “terapéuticas” de medicamentos en la sangre de O’Riordan, pero mostraron 330 mg de alcohol por cada 100 ml de sangre, lo que significa que superaba en más de cuatro veces el límite legal de 80 mg para la conducción.

A la investigación asistieron la madre, el hermano y la cuñada de O’Riordan. Dolores se  separó de su esposo de 20 años, Don Burton, en 2014.

DOLORES O´RIORDAN:  MURIO AHOGADA EN LA BAÑERA  POR ESTAR EBRIA

Ella  y Burton, manager  de Duran Duran, tienen tres hijos juntos.

La investigación escuchó que la cantante ingresó al hotel el 14 de enero. Estuvo en contacto con el servicio a la habitación alrededor de la medianoche y llamó a su madre a las 03:00 GMT.Por la mañana ,  la encontraron en el baño y se confirmó como  muerta a las 09:16 de la mañana .

La investigación proporcionó el dato de  que O’Riordan tenía trastorno bipolar, pero había respondido bien al tratamiento.También se informó a la audiencia que pasó por períodos de abstención y períodos de consumo excesivo de alcohol.

Su  psiquiatra Dr. Seamus O Ceallaigh lo visitó el 9 de enero y estaba de “buen humor”.