Resultado de imagen de bobby freeman

Ayer se conoció la muerte de Bobby Freeman, el intérprete original de la célebre “Do You Want To Dance”, éxito imperecedero de la época del rock and roll que después versionaron de Cliff Richard y los Shadows y los Mamas & The Papas pasando por o los .

Freeman falleció el pasado 23 de enero a los 76 años, en su casa de Daly City, California, a causa de un ataque al corazón, según informó su hijo, Robert Freeman Jr.

Lo de Bobby Freeman fue llegar y besar el santo, porque “Do You Want To Dance” (o “Do You Wanna Dance”) con su ritmo latino y alegre solo de guitarra, fue la cara A de su primer single, que consiguió escalar en listas hasta el nº 5. El cantante era todavía una adolescente cuando escribió y grabó la canción que le daría la fama a base de actuaciones en programas televisivos como American Bandstand o The Dick Clark Show.

Quizá el secreto de la longevidad de la canción es que ha admitido las más diversas y diferentes relecturas. Mamas and the Papas (tal y como hicieron con “Twist and Shout”) y Bette Midler, la deceleraron. Lennon la convirtió en un reggae, Marc Bolan la llevó a la discoteca y los Ramones la metieron en su particular martillo- trituradora.

Además, la canción fue incluida en la banda sonora de la famosas película rock de George Lucas, “American Graffiti” (1973) que la volvió a poner en los oídos de las nuevas generaciones.

Imagen relacionada

Aunque ese fue el gran éxito de Bobby Freeman, no fue exactamente un “one hit wonder”. “Come On and Swim” (1964) – con un joven Sly Stone como productor y coautor – también logró escalar al quinto puesto de la lista Billboard.

Freeman fue sobre todo un cantante de “bailes” y relativos (“Betty Lou Got A New Pair Of Shoes”,  “(I Do The) Shimmy Shimmy”, “She Said She Wants To Dance”, “The Duck”, “S-W-I-M”, etc) con posterior evolución hacia territorios soul y funk.