Resultado de imagen de Neil Portnow

El jefe de los premios Grammy y presidente de la Recording Academy, Neil Portnow ha negado a la revista Pitchfork que la tengan un “problema de raza”, en respuesta a las recientes críticas de Frank Ocean a la institución.

En esta ocasión, los Grammys del pasado domingo han sido criticados porque Beyonce no ganó el premio al álbum del año y fue a parar a manos de Adele. La cantante británica aseguró que la americana debería habérselo llevado.

En respuesta a las críticas de algunos espectadores de que los Grammy tienen un claro sesgo racista, Portnow ha argumentado:

“Creo que no hay un problema de la raza en absoluto … Es siempre duro crear objetividad para algo que es inherentemente subjetivo, que es lo que son el arte y la música. Lo hacemos lo mejor que podemos”.

Y agregó: “Como músicos, en mi humilde opinión, no escuchamos música en función del sexo, la raza o el origen étnico. Cuando vas a votar a una pieza de música – por lo menos la forma en que yo me acerco a ella- es que casi me podría una venda en los ojos para escucharla”.

“Estamos al 100% detrás del proceso: Es un voto democrático de la mayoría. Así que alguien puede recibir o no un Grammy en base a un solo voto. Podría estar así de apretado”.

Resultado de imagen de adele beyonce

A Portnow le preguntaron acerca de las comparaciones con los Oscar, con sus propios y recientes problemas de diversidad.

“Bueno, pueden haber tenido un problema. No tenemos ese tipo de problema de la misma manera. Siempre estamos trabajando en aumentar la diversidad de los miembros del jurado, ya sea el origen étnico, el género o la edad. A fin de mantener nuestra relevancia, tenemos que refrescarnos todo el tiempo y tenemos que hacerlo en todos los ámbitos”.

Resultado de imagen de chance the rapper grammy

“No tendrías a Chance The Rapper como el mejor nuevo artista del año si contaras con una membresía que no es diversa, y no es de mente abierta y no está realmente escuchando la música, y no tiene en cuenta otros elementos más allá de lo grande que es la música”.

Pero, ¿de verdad es necesario dar tantas explicaciones? Quién crea que no son justos o son racistas que no los vea o que no participe en ellos como ha hecho Frank Ocean.