Esta es la nueva sensación de Toronto. Un cuarteto llamado Dilly Dally,  con  dos chicos, dos chicas, en busca de la gloria. Un tanto oscuro, pero no está mal el tema.