Llegamos a los diez álbumes del año. Llevo más de un mes rumiando la decisión. He hecho cambios , he vuelto a ponerlos en otro orden, pero cuando he llegado hasta aquí , juro que son personal, mental y profesionalmente los mejores albumes de este codicioso y perpléjico año 2011.

No hay ni trampa ni cartón. Francamente, son diez maravillosos álbumes.

NUMERO DIEZ

JAY Z / KANYE WEST: “WATCH THE THRONE

Este ha sido el más fuerte compromiso de Kanye West con la raza negra. Acusado de querer ser blanco en su música , tomó la decisión de hacer un album con el máximo representante del hip-hop , el líder de todos los movimientos musicales negros, el inevitable Jay Z. El resultado es excelente. No hemos perdido esos hallazgos en atrevimiento en arreglos, en melodías de West y se ha visto fortalecido el legado , por ejemplo de Otis Redding. Además, está ‘Made in America', una canción sensacional.

NUMERO NUEVE

FLEET FOXES: “HELPLESSNESS BLUES

Cuando me compré el primer álbum de Fleet Foxes no me podía creer que un grupo precisamente de Seattle pudiera retornar el compromiso, la sónica, el viejo arte del folk-rock americano de Paul Simon o de Crosby, Stills y Nash. Lo cierto es que el grupo  han superado con creces esas trazas. A mí , incluso me gusta más este segundo álbum que el primero. Ha crecido mucho como caantante y autor e incluso instrumentista Robin Pecknold . Me ha asombrado que vuelva a retomar el viejo estilo de Roy Harper, uno de los raros y maravillosos cantautores de la Harvest.

NUMERO OCHO

THE BLACK KEYS: “EL CAMINO

Es posible que ni Dan ni Patrick tengan ya esa frescura, la fuerza natural de un album como “Magic Potion”, pero si que han aprendido a ser más directos en las melodías y formidables instrumentistas. Sobre todo, Patrick que ya puedo tocar el instrumento que quiera. Tiene un oido formidable. Y lo que más me asombra es como han logrado un sonido perfecto, creíble, solemne , de los mejores grupos de los años sesenta , como si hubiera regresado el rock de valvulas. Creo además que  con Danger Mouse,  la producción los ha mejorado una enormidad. Brian Burton incluso ha colaborado con ellos en canciones claves como la  mismísima The Lonely Boy.

NUMERO SIETE

DANGER MOUSE & DANIELE LUPPI: “ROME

Parece increíble e imposible que el mismo Danger Mouse aparezca en el album de los Black Keys y firme este soberbio homenaje a la música, a las mismas entrañas de la música de Ennio Morricone, gracias al “romano” Daniele Luppi. Encima eligen a la perfección con Norah Jones y Jack White para desentrañar esa magia insólita, absolutamente acústica de los temas que conforman el album. Aquí si hay que valvulas, amigo. Es el disco analógico más bello que he oido en muchos años. Y Brian, precisamente, no ha tenido que tocar ningún instrumento. Era los mismos músicos que grababan con Morricone.

NUMERO SEIS

FLORENCE AND THE MACHINE: “CEREMONIALS

Ningún álbum suena tan grande, tan espectacular como este de Florence, que se estimula cada vez más con voces, coros maravillosos. Se había puesto el listón muy alto con Lungs, pero ha superado fácil esa barrera, aunque dudo que este “Ceremonials” sea más comercial. ¿Que más nos da?. Hay magia, aplicación en Paul Epworth y están las buenas vibraciones del estudio 3 de Abbey Road, el favorito de Pink Floyd.  Ceremonials es , por supuesto, un maravilloso arco iris de imaginación. Con arreglos sorprendentes, melodías que no te puedes esperar. Quizá le falta un poco de alma y olvidar la perfección técnica, pero esa imperfección es hasta beneficiosa.

NUMERO CINCO

DEATH CAB FOR CUTIE: “CODES AND KEYS

Su propia compañía, algunos de sus fans, no han terminado de digerir este gran álbum de la madurez de un grupo. Pero era el séptimo y tenía que ser así. Quizá haya molestado que en esta ocasión haya habido menos juego de guitarras , marcado el estilo porque sobre todo Mick Harmer estaba ensimismado con el gran Another Green Worlds de Eno. Pero también ha sido decisivo Chris Walla. Su arreglo en el mejor tema, en la canción que da título al álbum, me parece casi perfecto y la melodía es la mejor del grupo en muchos años. La letras de Gibbard han variado mucho, antes de que se separara de Zoey , pero Ben quizá no tiene que vivir en el horror de Los Angeles. El album no tiene desperdicio de ni una sóla de sus canciones.

NUMERO CUATRO

KATE BUSH: “50 WORDS FOR SNOW

Es cierto que no entendía que apareciera con The Directo Cut y , luego, más tarde, la cantante nos anunciara un nuevo album nada menos que con temas sobre la nieve (?). No esperaba mucho. Pero escuché Wild Man, la locura de escribir sobre un tema del Yeti y aluciné. Era un tema más moderno de mucho de lo que había oido en el año.. Pero aluciné más con la canción de amor , en la nieve,  con el dueto de  Elton John . Y todavía más  con la salvaje imaginación, construcción y dirección de una melodía para una canción con el tema que da título al album y la colaboración del maravilloso y exquisito Stephen Fry. Kate Bush es, simplemente, una genia, como diría aquella.

NUMERO TRES

PATRICK WOLF: “LUPERCALIA

Creo que si viviera Tino Casal decidiría hacer un nuevo álbum con este estilo, con esta transformación increíble con las canciones. Jugando con los electrónico, con los acústico y lo orquestal , que era siempre lo que nos gustaba. Patrick es ya un soberbio genio musical que todavía no ha sido descubierto  lo suficientemente. Es una injusticia. No es habitual , casi imposible que en un sólo album existan canciones como The City, House, Time of my life, Slow Motion y Together. ¿Que tipo es este músico y cantante?. Todavía todos alucinamos con la música de Bowie, sobre todo, en los setenta. Yo alucino ahora con Patrick Wolf, cuarenta años después.

NUMERO DOS

RAPHAEL SAADIQ: “STONE ROLLIN

Se quejaba un usuario de la página que nuestra lista de mejores no tenía nada que ver con la de Spinner, Rolling Stone e incluso creo que NME. Llevo más de treinta y cin años no coincidiendo con ninguna. Es que no me fijo en los demás. Ese es un defecto poco español. Lo digo que este prodigioso album de un genio absoluto como Raphael Saadiq no aparecerá por ninguna de esas listas. Ni su compañía se atreve a promocionarlo. ¿Por qué?. Porque es un negro que hace sensacional música negra, de r´n ´b y nada de hip hop. Está fuera de su tiempo. Además, graba en directo, con músicos de verdad y apenas utiliza la electrónica. Es un mal ejemplo para la mediocre música comercial que el negocio maneja.. Pero Raphael es tan bueno como Sly Stone, Stevie Wonder o Marvin Gaye. Aunque viva en esta sociedad  de tarados musicales como Lady gaga, Shakira, Rihanna, etcc..

NUMERO UNO –  EL GRAN ALBUM DEL 2011 PARA PLASTICOS Y DECIBELIOS

M83: “HARRY UP, WE´RE DREAMING…

Naturtalmente, me llamó la atención lo del nombre por lo de M 80 y M 83 hace ya muchos años , pero cuando más me sorprendió monsieur Gonzales fue en el anterior album , el de Saturdays. ¿Como se atrevía a hacer una música tan maravillosamente armonizada con un sonido atrevido, vanguardista?. Normalmente, la mayoría de nuevos actos que quieren alucinar con sonidos extraños , no funcionan musicalmente , porque apenas saben de armonía, de composición .No es es el caso del increíble Anthony Gonzalez -seguro que tiene ascendencia hispana- , que incluso ahora se ha ido a desarrollar su inmenso talento viviendo en Los Angeles.

Maravilloso, sorprendente , increíble album. De largo, el mejor del año.