LAS DIEZ MEJORES CANCIONES DEL 2012 DE PLASTICOS Y DECIBELIOS

Portada del single y el mejor tema del 2012 para PLASTICOS Y DECIBELIOS

Pues, bien, siempre nos queda cierto morbo en dedicarnos a las del año.

Siempre tienen que tener una enorme calidad, bastante vanguardia y ser un poco revolucionarias. No es fácil escribir canciones así ,como las que exigimos,  pero estas diez tienen todos esos pronunciamientos y van incluso bastante más allá.

Estas son las diez mejores canciones del año 2012 para PLASTICOS Y DECIBELIOS.-

Nº 10.- PERFUME GENIUS: ‘AWOL MARINE’

Perdume Genius es sólo Mike Hadreas, una especie de genio, actor,autor, músico,pintor. Un enorme artista. esta preciosa, delicada y sensible melodía abre su segundo álbum, “Put Your Back N 2 it”. Es uno de los pocos artistas que exhibe su obra en el Fry Museum de Seattle. Escucha el tema y déjate llevar por su belleza.

Nº 9.- OF MONSTERS AND MEN: ‘LAKEHOUSE’

Escuchar esta canción y su maravilloso estribillo, con la voz de Nana Bryndis, te llega a tu propia alma y de da una alegría especial. Está maravillosamente armonizada, orquestada. Excepcional grupo, estos islandeses,  que yo me atrevo a decir que se han convertido en nuestros Arcade Fire europeos.

Nº8.- THE TEMPER TRAP: ‘TREMBLING HANDS’

Creo que fue Chris Martin el que me habló por vez primera de este grupo australiano, que habían maravillado con su primer álbum, “Conditions”. Como a mí, a Martin le gustan los cantantes excepcionales. Dougy Mandagi, el líder de Temper Trap, es uno de esos excepcionales cantantes, con un timbre único, quizá porque tiene orígenes de aborigen. Puede ser. Canta excepcionalmente este tema muy a lo U2. Quizá como sus compatriotas Inxs.

Nº 7.- JACK WHITE: ‘SIXTEEN SALTINES’

Uno de los mejores riffs de guitarra desde los tiempos de ‘Seven Nation Army’. Sensacional tema. Es como si Bo Didley se hubiera reencarnado y lo hubiéramos puesto ahora, en el siglo XXI. Cierto que los Black Keys están muy bien, pero no hay nadie como Jack White. Su intensidad, su lenguaje con la guitarra. Formidable.

Nº 6.- MUSE: ‘SUPREMACY’

Estoy ya completamente seguro que este es el mejor tema de Muse desde siempre. Maravillosos acordes, intensidad, rock ficción, también rock sinfónico. Es eso y mucho más. Querían impactar a los productores de James Bond y creo que estos, simplemente, se asustaron. Este tema es demasiado bueno en todos los sentidos. Es diferente, porque Matt Bellamy también ha buscado las armonías en séptimas y novenas, como lo hacía John Barry, en los 007. Monumental tema. Es un todo.

Nº5.- FRANK OCEAN: ‘SWEET LIFE’

¿Quien dijo que la gran estirpe del R´n´b estaba muerta?. Hace unos años apareció John Legend y alucinamos. Luego, el gran Raphael Saadiq, el increíble Rapahael. Pues, bien, hemos encontrado otro absoluto genio. Un nuevo Stevie Wonder. Este tema es una obra maestra en la música negra. programada, tocada, con un bajo increíble. Y la voz, la voz profunda de Frank Ocean. No me canso de escuchar esta canción.

Nº4.- ALT-J: ‘SOMETHING GOOD’

Esta canción es como un puñetero sueño maravilloso. La canción imposible que han compuesto unos chicos nuevo. No te lo puedes creer. Es revolucionaria, en el ritmo, en los arreglos, en la concepción de la melodía. No tiene nada que ver con nadie. Ni siquiera con MGMT. La melodía tiene cuatro melodías diferenciadoras y sobre toda la magia de la melodía hecha con arpegios. Es increíble. Y encima es de la más rabiosa vanguardia.

Nº 3.- PET SHOP BOYS: ‘MEMORY OF THE FUTURE’

Está sabido que ‘West End Girls’ y ‘Jelousy’ son las canciones claves de de Pet Shop Boys. Pues, bien, a nivel melódico, de acordes, creo que esta es la canción más bella que han escrito nunca. Tiene una sensibilidad, una delicadeza, una letra evocadora, que se te clava directamente en el corazón. Neil me dijo una vez algo que ya la había oído a Elton John, las canciones tristes son las más extraordinariamente bellas. Esta lo es sin duda.

Nº 2.- PALOMA FAITH: ‘PICKING UP THE PIECES’

Hay algo sobrenatural en esta canción. La voz de Paloma Faith es increíble. Es salvaje, compensada y visceral, muy visceral. Y la producción de Nelle Hooper me recuerda mucho a las que hacía cuando producía a Bjork, con arreglos orquestales y samplings, siempre algo especial. Se produce la tormenta perfecta, porque, encima la canción, en sí, la melodía, funciona muy bien con todo ese cuerpo de producción. Simplemente, emocionante canción. Maravillosa. Explotas de alegría, pero también de  tristeza. Lo que tiene que ser.

Nº 1.- JONATHAN JEREMIAH: ‘GOLD DUST’

El pasaje del teclado del inicio de la canción es simplemente el comienzo de algo excepcional. En fin, luego empiezas a escuchar el arreglo de cuerda, la voz de Jonathan y te vas a otra parte del paraíso, al paraíso de la cosas únicas. Es una canción única, exhibicionista y perfecta canción de amor. No me la puedo creer cuando la escucho y la vuelvo a escuchar. Parece imposible, como si no existiera. En fin, darle las gracias a Jonathan por la música que hace y darle las gracias por habernos descubierto ese arreglista orquestal único como es Jules Buckley. Esta canción tiene las letras mayúsculas de la mejor música del mundo.

Gran año de canciones. Podéis comprobarlo vosotros mismos aquí.

LAS DIEZ MEJORES CANCIONES DEL 2012 DE PLASTICOS Y DECIBELIOS