Tal día como hoy de 1967 The Doors se meten en los Sunset Sound Studios de Hollywood, California, para comenzar a grabar su segundo álbum, “Strange Days”. Fue el disco que consolidó al grupo tras el éxito de su debut, un trabajo de altura, onírico y mágico.