EL DESPRESTIGIO DEL PREMIO MERCURY

The XX ,anoche, en el hotel londinense donde recibieron el premio

Ya lo decíamos elcaño pasado. Una serie de críticos ingleses, que cada día se sienten más “indies” y más “cool” , han quemado la vieja tradición de acrecentar un premio que tenía su prestigio, porque en la lista de ganadores estaban nombres como Suede, Elbow, Pulp ,etc.. . Me refiero al arruinado premio Mercury, pagado por un banco inglés, que no es el Santander.

Pero desde que cayó en manos del desaprensivo editor del New Musical Express la devaluación ha sido apabullante. El jurado está compuesto por gente que escribe de música, pero que  no son ni músicos ni saben y tampoco son periodistas. Cualquiera se dice ahora que es crítico. Como algunos que conozco aquí eligen la cara C. Ni siquiera la B y mucho menos la cara A de un buen tema.

Fijense en la enjundia de los premios. ¿Se acuerdan del ganador del año pasado del premio más importante en Inglaterra?. Yo no me acordaba. Lo he tenido que mirar. La ganadora fue Speech Debeller, una rapera negra que hacía una pobre  música, pero que se quejaba mucho.

¿Donde estará ya la pobre Corynne Elliot, que así se llamaba de verdad?.

Pues, bien, The XX seguirán por el mismo camino.  Nunca lo hemos considerado. Su álbum de debut, ese que tanto halagan los críticos, es una porquería “indie” de perfil bajo, bajísimo, con una guitarra omnipresente, desesperante, semidesafinada y una programación de batería electrónica de parvulario. Algo irritante, de verdad. Amateur, de maqueta de aspirantes a tocar algún instrumento.

Decían que Paul Weller era el favorito. Sabía que no ganaría. El año pasado también era el favorito. Pero, ¿que más da?. Al final, va ser un desprestigio ganar ese premio y que te elijan cuatro indocumentados.

Así que se metan los críticos ingleses su porquería donde les quepa. A lo mejor se la comen con “fish and chips”.

Abajo, la insoportable calidad de The XX.