Imagen penosa y lamentable. Así quedó parte del paseo marítimo de Vigo durante el festival festival de deporte y música urbana O Marisquiño. El derrumbe se ha saldado con más de 300 heridos, cuatro de ellos graves. Y hay que dar gracias porque pudo ser mucho peor.