Depeche_Mode-Delta_Machine-Frontal

Portada del decimotercer album de

Sony quiere que creamos que Depeche Mode son como los Stones del siglo XXI, el flujo de un grupo clásico, solemne y con espíritu del electro-pop. Es una buena estrategia.

Y creo que lo han conseguido, porque “Delta Machine es el mejor album en mucho tiempo. Desde luego, bastante superior a “Sounds of the Universe”. Aunque por su propia idiosincrasia no se parece relativamente a ninguno de los álbumes anteriores de Depeche Mode.

Es cierto que las canciones en “Delta Machine” son excesivamente largas, reiterativas en su complejo mundo de las estructuras musicales. Pero, por encima de todo, hay un ánimo de sorprender.

En cuanto a elección de sonidos, este pudiera ser el album más brillante de todos los de Depeche Mode. Mezclan el clasicismo, con la vanguardia y los nuevos sonidos de una manera admirable. Gran trabajo del productor Ben Hiller y maravillosas las mezclas de ‘Flood'. Se notan mucho.

El pecado es que no hay canciones con gran gancho. Hablo del aspecto comercial. Canciones que pudieran impactar en los charts, tal como están ahora todas las listas de éxito.

Pero las apuesta indiscutible por un sonido diferente, la búsqueda de nuevas sensaciones, aunque no se logre completamente el objetivo, nos conducen a que Depeche Mode han hecho un esfuerzo enorme por seguir vivos, todavía creando, dentro de su imperial clasicismo.

Esta son las trece canciones del album simple:

‘WELCOME TO MY WORLD' – Puntuación  7

Han sido inteligentes en elegir esta canción como el inicio del album, porque es técnicamente muy interesante entre los viejos, sintetizadores, los “viejos samplings” de Gore y los nuevos sintetizadores, liderados por el Korg nuevo y el Nord Lead. La voz de Dave suena fantástica. Es buena la melodía del estribillo.

‘ANGEL' – Puntuación  6

Es como una aventura, un safari para encontrar nuevos sonidos. Lo más excitante del tema es como desaparece la base, cualquier valor de percusión e irrumpe una dulce melodía, casi angélica, que por ese se llama así el tema. Llama la atención la revolucionaria composición entre las base y las secuencia. Sonidos industriales con ganchos.

‘HEAVEN' – Puntuación  7

Ya la conocéis. Es el single, porque el tema configura todo el espíritu del nuevo album. El imperial clasicismo, con la búsqueda de nuevas sensaciones, nuevos sonidos.

‘SECRET TO THE END' – Puntuación  5

Es uno de los temas más plomizos del album. Suena a Kraftwerk, pero sin ese perfecto minimalismo. Las guitarras o samplings de Gore, son manipuladas. Y falta melodía como en todas las canciones que firma Gahan, esta vez, con Kurt Uenala. También se unió en ciertas cosas el productor sueco Christopher Berg. No es una buena canción. Aunque el final sea imprevisto y sorprendente.

‘MY LITTLE UNIVERSE' –  Puntuación  5

Bombo percusión muy digital de industria. sonidos Kraftwerk. Quizá más viejos, de la época de Tangerine Dream y Meu. Muy pop electrónico alemán. Tratan de buscar un hipnótico sonido, pero no está muy logrado.

‘SLOW 7 BROKEN' – Puntuación  6

Hubiera podido ser un single, pero no funciona estas dos partes de la canción. Una de Marting Gore y la otra de Gahan y Uenala. No se pegan. Parece un pastiche, aunque la melodía de Gore es llamativa y muy a lo Depeche de los primeros tiempos y funciona mejor que la otra.

‘THE CHILD INSIDE' – Puntuación  7

Simplemente, un blues electro pop como le gusta a Martin Gore. Es demasiada lenta. Pero en el estribillo, como siempre suele ocurrir es muy armónico y hasta bello. Que pena que no pueda radiarse .

‘SOFT TOUCH/ RAW NERVE' – Puntuación  7

Es una sintésis progresiva del electro pop de los años ochenta, con Dave cantando muy a lo Midge Ure, con efectos de sonidos y con clasicismo histriónico que hace a Depeche Mode un grupo diferente, aunque sean vapuleados por sus compatriotas. El estribillo es francamente excelente. Para mí, pudiera ser el siguiente single tras ‘Heaven'.

‘SHOULD BE HIGHER' – Puntuación  7

Hay una secuencia muy interesante y que permite sobrevolar toda la estructura de la canción. La percusión está muy trabajada , con los sonidos bajados de afinación . Hay un interesante juego de voces en el estribillo. Otra vez, el sonido y la melodía de Ultravox de la mejor época. Es la tercera y última colaboración de Gahan con  Kurt Uenala.

‘ALONE' – Puntuación  8

La típica melodía a lo ‘Home' de Martin Gore. A veces suena a Blade Runner de Vangelis. El pad es muy fino, muy elegante y la luz es permeable en todo el sentido melódico del estribillo. Gran canción. Es ‘Home', pero sin querer serlo, porque es más ambiciosa en arreglos y estructuras.

‘SOOTHE MY SOUL' – Puntuación  8

Creo que es otro single. De la más pura idosincrasia Depeche. Hay un gran bombo y una secuencia de sonido muy gordo, que envuelven toda la canción. El ritmo tira hacia adelante y le hace ser posible single, porque es el “gimmick” de melodía más factible en todo el album. Buen preludio hasta el final.

‘GOODBYE' – Puntuación 8

Es el buen postre del album. Sin duda, es un homenaje a ‘Personal Jesus', ya que ellos inventaron el electro blues- country. Es un tema, además, que tiene otra personalidad en los estribillos. Hay bellos sonidos que contestan a la melodía. Pero es una pena que por su estructura  lentitud no pueda ser radiable.