Esta es una de las mejores canciones del cuarto disco de James Morrison . Unos “Demonios”, que en video resultan curiosos. El tema ha entrado en la lista de favoritos.