¿DEMOCRACIA EN LOS STROKES?Rolling Stone desvela muchas de las interioridades del estado actual de los Strokes, que publican en marzo su retrasado álbum, titulado “Angles” y con el compromiso de enseñarlo en el Festival de Coachella.

Por lo que cuenta la revista parece claro que el imperio de Julian Casablancas se ha terminado. En los dos primeros álbumes, era él quien escribía casi todas las canciones y el resto se limitaba a aportar ideas.

Por eso motivo, el que tenía más talento, Albert Hammond Jr. empezó en una carrera en solitario. No tuvo excesiva suerte, pero lo que hizo no estaba nada mal.

Los Strokes parecía que quedaban apartados para siempre. Julián Casablancas salió a la palestra, con un álbum en solitario lamentable.

En ese momento, se produjo el reflujo del grupo. Todos estaban nerviosos cuando a primeros del año pasado entraban en el estudio Avatar con Joe Chicarelli como productor. Aquello acabó como el rosario de la aurora, aunque terminaron unas catorces canciones. Al menos, habían hecho maquetas con ellas.

Tras la presión de RCA, de ellos mismos, a lo que no les quedaba más salida que refurgiarse en el nombre, en los Strokes, decidieron renaudar el trabajo en el estudio de Albert Hammond J.R., porque habían acabado con la mayor parte del presupuesto.

Bajo presión, han terminado diez canciones. Dicen que ha habido democracia, que todos han aportado ideas, en la composición, en los arreglos, que por eso han tardado tanto.

El título de Angulos es precisamente, porque hay muchos angulos, muchos puntos de vista en el álbum.

Francamente, me temo lo peor. Abajo, en los comienzos, con ‘This is it’.