Ayer se anunció que finalmente , , NWA, Chicago y son los cinco nombres elegidos para ingresar en el Rock And Roll Hall Of Fame en 2016.

Esta vez no lo consiguen los también nominados Chic, Nine Inch Nails, Yes, Los Lobos, Janet Jackson y The Smiths. Es inútil entrar en valoraciones porque tanto los elegidos como los aspirantes acumulan sobrados méritos para haberlo conseguido. Simplemente ya es un premio estar ahí.

En especial, lo de Cheap Trick, Steve Miller y Deep Purple es un acto de justicia divina.

Deep Purple son un bastión del mejor y más clásico hard rock británico, desde aquella magnífica versión de “Hush”(que posteriormente revitalizaron Kula Shaker) hasta mitad de los 70 con “Come & Taste The Band”. Y posteriormente se han reunido en varias ocasiones y han hecho nuevos LPs y giras.

Cheap Trick han sido los abanderados durante casi 40 años de las mejores esencias del power pop americano; Steve Miller Band otro tanto, una larga travesía que le llevó del blues y el sonido ácido de la Costa Oeste al mejor pop de radio, sobre todo de mediados de los 70 a primeros 8o.

Sobre la inclusión, justísima aunque para algunos sorpresiva, de Cheap Trick, su líder Rick Nielsen ha declarado que estaba preparado para no recibirla, o sea que ha sido el primer sorprendido. Incluso ha asegurado que aunque está muy agradecido, no va a poner este honor a la cabeza de los recibidos por Cheap Trick.

Los nuevos miembros del Salón de la Fama del Rock and Roll serán presentados de forma oficial en la ceremonia de inducción, que tendrá lugar en el Barclays Center de Brooklyn el próximo 8 de abril de 2016.

La ceremonia será retransmitida posteriormente por HBO.