death_cab_for_cutieDice Benjamin Gibbard, el líder de que ya no tiene edad para la serie Crepúsculo o Twlight y mucho menos para digerir la segunda película de la serie, New Moon, cuya banda sonora tiene al grupo como principal protagonista, al ser elegido como el tema más representativo ‘Meet me at the Equinox'.

No me extrañan las palabras de Benjamin. Ha sido incluso generoso. Sabemos que, simplemente, la serie le parece una mierda, para idotas teenagers, cuyo culto al miedo estupido es una las erecciones juveniles.

Pero también reconoce que figurar como estrellas  en una banda sonora con Thom Yorke, los Killers y Muse es un previlegio que les llama mucho la atención.

[ad#adsense-250×250]Benjamin reconoce que las presiones de su compañía discográfica fueron terribles. Practicamente, les obligaron a contribuir en la película que es de Warner, aunque ambas compañías -cine y música- ya sólo tengan el vínculo de las bandas sonoras.

Benjamin, además, asegura que desde niño, sus favoritas eran las bandas sonoras. Siempre le han gustado.

Bueno, una manera de concretar con sus seguidores que no siempre las imposiciones mandan sobre los gustos o apetencias. Siempre discutibles ambos.

Por supuesto, no hemos visto New Moon, que se estrena el 20 de noviembre. Pero ni ganas. Hay cierta tendencia en nosotros a salir corriendo de ese amor vampírico, incluso desde los tiempos de la Hammer inglesa, que definitivamente con Christopher Lee y Pete Cushing se cargaron la saga. Polanski también dinamitó el mito con su estupenda ‘El baile de los vampiros' o como se reía del mito.

Abajo, la excelente ‘Meet me at the Equinox' de Death Cab for Cutie.
[ad#tradedoubler-468×60]