DE LA «BOWIEMANIA» A LA «PRINCEMANIA», EL RECLAMO DE LA MUERTE

DE LA "BOWIEMANIA" A LA "PRINCEMANIA", EL RECLAMO DE LA MUERTE

 

Cuando fallece un músico, más si es importante, se disparan las ventas. Es normal y es absurdo, lo cual quiere decir que en nuestro mundo lo absurdo es normal. El músico muerto es el rey, mientras que el vivo vende mucho menos, no es suficientemente considerado si no está casi olvidado.

Y no iba a ser la excepción. Al poco de haber abandonado este mundo (exactamente 45 minutos después) era Nº 1 en varias listas de iTunes, y ahora Nielsen Music ha anunciado que el catálogo de álbumes de ha vendido 654.000 copias en Estados Unidos entre el 15 y el 24 de abril, y ha habido casi 3 millones de descargas digitales de sus canciones.

Sus ventas subieron de 5.000 álbumes vendidos la semana previa a su fallecimiento, a 256.000 copias en la semana siguiente al mismo, cuando fans y no fans literalmente se abalanzaron, tomaron los sitios digitales para comprar su música. Lo que puede la muerte.

 

DE LA "BOWIEMANIA" A LA "PRINCEMANIA", EL RECLAMO DE LA MUERTE

 

De este modo, es número 1 y 2 en el Billboard 200 con ‘The Very Best Of» y ‘Purple Rain’.

Respecto a las canciones individuales, pasó de 14.000 descargas a 1.05 millones tras su muerte (cifra que abarca sólo hasta el 21 de abril).

Como Rogers Nelson falleció el 21 de abril por la mañana, la inmensa mayoría de descargas tuvieron lugar ese mismo día.

Y a partir de entonces:

  • viernes 22 de abril: 227.000 álbumes vendidos, 960.000 canciones descargadas.
  • sábado 23 de abril: 113.000 álbumes, 521.000 canciones.
  • domingo 24 de abril: 58.000 álbumes, 301.000 canciones.

 

DE LA "BOWIEMANIA" A LA "PRINCEMANIA", EL RECLAMO DE LA MUERTE

 

«Purple Rain» es la canción más vendida del Hot 100, y tiene otras 6 en la lista.

Sus discos más vendidos entre el 15 y el 24 de abril son:  The Very Best of (259,000 copias), Purple Rain (152,000) y The Hits/The B-Sides (64,000).

En cuanto a canciones: “Purple Rain” (326,000), “When Doves Cry” (246,000) y “Little Red Corvette” (201,000).

 

DE LA "BOWIEMANIA" A LA "PRINCEMANIA", EL RECLAMO DE LA MUERTE

 

Hemos pasado de la «Bowiemania» a la «mania», de acuerdo, eran artistas muy importantes, eran leyendas en vida, pero, sinceramente, nos gustaría que los artistas vivos vendiesen muchísimos más discos de los que venden; que los músicos hicieran extraordinarios discos que despacharan una barbaridad de copias, y que nadie se tuviera que morir para que esto suceda.

Aunque sea pedir un imposible, no más «manias» por favor.

 

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Juan jose dice

    para que los artistas vivos vendan mas…que creen mas, que se vistan mejor, que generen tendencia estética y artística, transgrecion ,que no copien, que genere cambios reales, y no puro marketing,para poder competir con el grandioso arte de estos genios muertos. Y obviamente que sus escuchas sean mas , en un mundo que ya solo queda futbol tv basura y play station o watsup ,, con esos publicos actuales dificil generar algo..de cada 1000 jovenes 2 quieren formar grupo . El arte es arte y lo que aqui se llora es e fin de una epoca de grandes maravillas..muy comlejas y comleta que hicieron tendencia y cambiaron el mundo.cosa que ahora no hay.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.