Un nuevo libro asegura que una de las aficiones favoritas de consistía en ver vídeos de y reírse de los fallos que veía en ellos.

El productor LA Reid ha revelado este peculiar  hobby del “rey del pop” en su nuevo libro de memorias “Sing To Me”. Y Reid dice que no solo se cachondeaba de los fallos que detectaba en vídeos de Prince, sino que le gustaba hacerlo delante de invitados en su rancho de Neverland. Mofa y befa.

Por ejemplo, el productor recuerda como Jackson le enseñó imágenes de un concierto de James Brown de 1983 en el que se sumaron en escena ambos, por separado, al “padrino del soul” (abajo vídeo).

Y esto es lo que cuenta Reid:

“Prince no podía hacer su trabajo a la guitarra, quitándose frenéticamente la camisa e intentando trucos con el soporte del micrófono y haciendo toda una serie de poses. Después del deslumbrante momento de estrella de Michael, Prince cayó tan bajo como se puede caer, y Michael disfrutando y riéndose con el vídeo”.

Viendo el clip hay que reconocer que Michael tenía sobrados motivos para el “choteo”.

Pero ahí no acaba la cosa, porque Reid dice que a continuación le puso otro vídeo, de Prince, como no.

“Después de eso puso una escena de la película de Prince “Under The Cherry Moon”, la bomba arty en blanco y negro que hizo después de ‘Purple Rain', y él rió un poco más de Prince”.

Vamos que Michael Jackson disfrutaba cual enano desorejado con muchas “princeadas”. Sencillamente le encantaban.

Reid es director ejecutivo de Epic Records y trabajó en el pasado, entre muchos otros, con Bobby Brown, Mariah Carey, Rihanna y Kanye West, fue estrecho colaborador de Jackson y ejerció como productor ejecutivo del póstumo “XScape”.

Ya había dejado constancia de la  rivalidad entre ambos artistas la biografía de 2015 “MJ: The Genius of Michael Jackson, que citó a Jackson diciendo de Prince: “nunca ha sido agradable conmigo”.