Ni en plena época de éxito con sus peliculas, ha hecho tanta promoción como su disco “Crazy clown time”. El otro día fue hasta la mejor tienda de discos del mundo, Amoeba, en Los Angeles, en el Sunset Boulevard y estuvo firmando ejemplares de su disco.