Dvid Gray Han pasado ni más ni menos que diez largos años desde que David Gray, un músico de Manchester, exiliado en Gales, nos sorprendió maravillosamente con un sensacional álbum de final de década de los años noventa, el maravilloso White ladder', donde se encontraban joyas y numeros uno de Plásticos y Decibelios como ‘Babylon' y ‘Please forgive me'.

Pero hay artistas que no se reponen de un éxito. El dinero y la fama convirtió a David Gray en un desconocido. Tardo tiempo en lanzar la respuesta a su soberbio tercer álbum. Y su latido fue inapreciable. El álbum ‘A new day at midnight' no era ni un pálido reflejo. Pero fue peor la continuación con ‘Life in a slow motion'.

De este último han pasado ya cinco largos años. David Gray ha probado el sabor amargo, desagradecido del olvido y trata de resucitar con esta buena canción que es ‘Fugitive', tema estrella del nuevo álbum que aparecerá en septiembre, con el título de ‘Draw the line'.

En el nuevo esfuerzo por reconquistar el tono de las canciones hay unas ayudas de Annie Lennox y tambien de Jollie Holand.

Pero, sustancialmente, Gray debe buscar las canciones con esa estructura tan real, sin complejos, con una melodía perfecta.

Acuerdense, abajo, de ‘Babylon'.
[ad#tradedoubler-468×60]