DAVID BYRNE SE NIEGA A ESCRIBIR SUS MEMORIAS

Byrne con , en una reunión en Nueva York.

El próximo concierto de y ST. Vincent será en el State Theatre, en Minniapolis, el favorito de Prince, en su tierra.

“Love this giant”, el álbum con ella, es todavía más extraño que el que hizo con Fatboy Slim, acerca de la vida de la y amor de Imelda Marcos, la dictadora filipina. Álbum que me encantó, por otra parte.

Desde que se separó de Talking Heads , David Byrne no ha hecho más que pegar tumbos con indeterminados conceptos diferentes que ninguno ha llegado a cuajar.

Es su inteligencia múltiple. Por ejemplo, el último caso es el de haber publicado esta misma semana, un nuevo libro, creo que es el cuarto, al que ha puesto el nombre de How Music Works.

Todos nos creíamos que eran por fin una memorias del hombre que creó Talking Heads. Pues, nada de eso. Dice Byrne que se niega y se negará siempre a escribir sus memorias, que no cree que sea tan interesantes.

Dice que quiere hablar de música desde otro punto de vista. Que le intrigará siempre muchísimo, la tecnología en el arte. O como se debe actuar, con respecto a elegir los sitios , o un ·sentido de alineación” en la música.

Estuve con Byrne la última vez hace seis años.  Visitó el estudio de M-80 para hablarme de su nuevo album en el 2006, Grown backwards. Me dijo algo que me quedé para siempre en el cerebro.

“La música que se hace en disco ha dejado de ser racional y primitiva. Todo es un puro artificio”