DAVID BOWIE Y BRIAN ENO , EN UN CLINICA PSIQUIATRA , HACE 25 AÑOSEn 1994, el artista austriaco André Heller invitó a David Bowie y Brian Eno a su país de origen para pasar un día en la ciudad de Klosterneuburg, ubicada en el extremo norte de Viena. Los tres hicieron una visita a la clínica psiquiátrica Maria Gugging.

Esa visita a la clínica se convirtió en una de las principales inspiraciones del álbum “Outside” de Bowie en 1995 .

1. Outside (White & Black Swirl) [Vinilo]
  • David Bowie, 1. Outside (White & Black Swirl)...
  • Friday Music
  • Disco de vinilo

Por suerte, Heller también invitó a su amiga, la fotógrafa austriaca Christine de Grancy, quien capturó el encuentro, pero por alguna razón, se resistió a desarrollar las fotografías hasta hace POCO , con motivo del 70 cumpleaños de Heller. Cuarenta y cuatro espléndidas fotografías de ese día intrigante están actualmente en exhibición en la Crone Galerie en Viena.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Gugging fue el sitio del asesinato sancionado por los nazis de cientos de pacientes con enfermedades mentales.

DAVID BOWIE Y BRIAN ENO , EN UN CLINICA PSIQUIATRA , HACE 25 AÑOS

A fines de la década de 1950, un psiquiatra llamado Leo Navratil eligió a Gugging para ser el lugar de su proyecto que involucraba la exposición del proceso artístico a los pacientes mentales como una forma de terapia.

En lugar de ocultar a los pacientes o cerrarlos con medicamentos, Navratil sintió que el proceso artístico podría tener efectos beneficiosos incluso en pacientes esquizofrénicos. Con el tiempo, descubrió que algunos de sus pacientes tenían un talento artístico genuino, y Gugging se vinculó con el movimiento artístico iniciado por Jean Dubuffet, conocido como Art Brut.

El propio Bowie tenía un vínculo estrecho con los esquizofrénicos debido a su hermanastro, Terry Burns, que padecía la enfermedad antes de suicidarse a principios de 1985 al dejarse atropellar por un tren en la estación de tren Coulsdon South, cerca de Londres.

DAVID BOWIE Y BRIAN ENO , EN UN CLINICA PSIQUIATRA , HACE 25 AÑOS

Ocho años después de la muerte de Burns, en “Black Tie White Noise“, Bowie lanzó “Jump They Say”, que fue un tratamiento aún más explícito del tema.

Bowie y Eno pasaron tres horas en Gugging, y De Grancy ni siquiera sacó su cámara hasta que había pasado una hora, prefiriendo en cambio tomar la temperatura del momento.

Bowie estuvo presente no como una estrella de rock, sino en su papel de artista trabajador y particular: nueve años antes había perdido un pariente cercano a la esquizofrenia. Bowie se consumió observando a los internos, ninguno de los cuales tenía la menor idea de quién era.