Siempre me gustó esta versión del gran tema de los Stones del 67. La versión de David Bowie apareció en el álbum «Aladdin Sane».